Inscribete online

Follow Me on Pinterest

Instagram

Recibe nuestro boletín




 

Encuesta

¿Qué deporte de aventura te gustaría probar?:

Cuevas en Venezuela

La Espeleología:

La espeleología es considerada una ciencia que se encarga de descubrir, explorar e investigar las cavidades naturales del subsuelo; sus formaciones, su composición, su flora, su fauna y otros hallazgos que existan en su interior.

La espeleología nació en Francia a finales del siglo XIX, con el espeleólogo pionero Édouard Alfred Martel (1859-1938), quien fundó la Sociedad Espeleológica de París y dedicó casi toda su vida a descubrir y explorar diferentes cavidades subterráneas en Francia, Irlanda, Austria, España, Estados Unidos, Inglaterra, entre otros.

En Venezuela, la espeleología se inicia en el año 1952 en manos de los que cinco años después conformaron la Sociedad Venezolana de Espeleología (SVE). Este grupo es el más antiguo y especializado del país, sus miembros se dedican a hacer levantamientos de todas las cuevas descubiertas en Venezuela. Hasta el momento han encontrado y registrado topográficamente 500 de las 658 cuevas del Catastro Espeleológico de Venezuela.

Esta actividad científica atrae a muchas personas de diferentes intereses y profesiones, tales como arqueólogos, paleontólogos, biólogos, geólogos, geofísicos y hasta escaladores y excursionistas.

Es por esto que una de las facetas más atractivas de esta ciencia es que también puede considerarse como un deporte, ya que en su naturaleza está implícita la aventura. Visitar una cueva significa hacer un paseo a un mundo subterráneo, lleno de increíbles experiencias y diferentes impresiones para el excursionista.

Los tipos:

La Sociedad Venezolana de Espeleología (SVE) divide esta ciencia en tres tipos según el estudio (histórico, biológico o mineralógico) que se pueda realizar en la cavidad, éstos son: la Antropoespeleología, la Bioespeleología y la Geoespeleología.

  • La Antropoespeleología: Consiste en las investigaciones arqueológicas de grutas o cuevas, destinadas a localizar restos de ocupaciones prehistóricas, prehispánicas o de cualquier otra civilización que pueda significar un descubrimiento histórico; como petroglifos, pinturas rupestres, objetos antiguos, restos funerarios, etc.
  • La Bioespeleología: Es el estudio de la fauna y flora halladas en las cavidades subterráneas. Se basa en encontrar e investigar los especímenes vivos, o bien los restos o los fósiles de otras especies predecesoras.
  • Algunos de los animales que se pueden encontrar hoy en día en las cuevas son: guácharos y otras aves, murciélagos, ratones, arañas, frinos, camarones, cangrejos, langostas, peces, entre muchos otros. Muchos de estos animales se han adaptado a la vida sin luz, perdiendo la visión y desarrollando sus otros sentidos para moverse, protegerse y alimentarse en este medio.
  • La Geoespeleología: Consiste en el estudio de la composición mineral de la cueva. Las cuevas venezolanas están compuestas por diferentes tipos de grupos mineralógicos, están los carbonatos, haluros, nitratos, óxidos/hidróxidos, fosfatos, silicatos, sulfatos, arseniatos y orgánicos.

Según los estudios de la SVE, este país es uno de los que tiene mayor variedad de minerales, incluyendo el descubrimiento del nuevo mineral llamado “sveita”, encontrado en la cueva del Cerro Autana, en el estado Bolívar.

Dentro de esta rama se incluye las formaciones rocosas que se puede observar dentro de las cuevas. Estas formaciones pueden ser:

  • Estalactitas: Residuos de minerales que forman un cono de roca, que va desde el techo de la cueva hacia abajo.
  • Estalagmitas: Residuos de minerales que forman un cono de roca, que va desde el suelo de la cueva hacia arriba.
  • Columnas: Es la unión de la estalactita con la estalagmita.
  • Coladas: Son cascadas de roca laminada, que se hacen gracias al flujo del agua sobre la superficie de la roca, lo que permite la pérdida de Dióxido de Carbono. Pueden tener muchas formas y tamaños diferentes.
  • Banderas o Cortinas: formaciones de residuos que hacen pliegues y toman una forma similar a la de una cortina. Éstas formas pueden variar gracias a las corrientes de aire que se generen dentro de la cueva.
  • Excéntricas o Helictitas: son formaciones sin un eje determinado, que van en todas las direcciones haciendo figuras muy variadas, como curvas o rizos.
  • Gours: Son charcos que se forman por la incidencia constante del agua contra láminas de roca en el suelo de la cueva, lo que hace que se formen bañeras o piscinas de todos los tamaños.

 

Modalidades para la espeleología:

Hay varias técnicas para explorar las cuevas según del tipo de formación de la misma. Las técnicas más utilizadas son: la espeleología kárstica, el espeleobuceo y la espeleología vulcánica. Estas modalidades pueden combinarse dependiendo de la cueva que se explora.

  • Espeleología kárstica: Se practica en cuevas (verticales u horizontales) cuyo origen se debe a la excavación y la disolución producida por el agua en los diferentes tipos de roca, a esto se le llama origen kárstico. Por muchas de estas cuevas aún corren ríos y las mantienen en constantemente formación. Este tipo de espeleología puede realizarse caminando, haciendo Rapel, escalando o combinando todas las opciones anteriores.
  • El Espeleobuceo: Como su nombre lo indica, significa explorar las cavidades o túneles de la cueva que están sumergidos bajo el agua. Esta técnica abrió los horizontes a muchos espeleólogos, ya que sin ella se verían limitados a terminar la exploración de la cueva en el momento en que la pared de roca les impidiera avanzar más por la superficie del agua, sin embargo muchas cuevas continúan bajo el agua. El espeleobuceo es la técnica más peligrosa de todas, ya que el explorador se ve sometido a una gran cantidad de condiciones muy desfavorables como la falta de luz bajo el agua, la falta de oxígeno, la descompresión, etc.
  • La Espeleología Volcánica: Es aquella que se realiza en cuevas volcánicas que se forman gracias a la lava que corre por el subsuelo durante las erupción de un volcán.

 

Las cuevas de Venezuela:

En Venezuela la mayoría de las cuevas están compuestas por roca caliza, formadas por el fenómeno kárstico, debido a que este tipo de roca es relativamente soluble por el agua. Éstas cavidades se denominan “cuevas clásicas” y la mayoría de ellas están ubicadas en la Sierra de San Luis (Falcón), entre Caripe y Caripito (Monagas), el la Sierra de Perijá (Zulia) y en Birongo (Miranda).

Según la SVE, el ranking de cuevas por estado en el siguiente: En Falcón hay 138 cuevas, en Miranda hay 107, en Bolívar hay 107, en Zulia hay 94 y en Monagas hay 63.

Las cuevas más grandes de Venezuela son: La Cueva El Samán (Zulia) con 18,2 kilómetros, seguida por la cueva Roraima Sur (Bolívar) con 10,8 Km., Cueva El Guácharo (Monagas) con 9,5 Km., Cueva Sumidero La Retirada (Zulia) con 6 Km., Cueva de Los Encantos (Zulia) con 4,6 Km., Cueva de Los Laureles (Zulia) con 4,4 Km., Cueva Alfredo Jahn (Miranda) con 4,3 Km., Cueva de la Segunda Cascada (Lara) con 3 Km., Sima Auyan Tepuy Noreste (Bolívar), 2,9 Km. y la Cueva Sumidero Las Piscinas (Zulia) con 2,6 Km.

Tres cuevas emblemáticas de Venezuela:

  • La cueva El Samán: Está ubicada en la Sierra de Perijá, en el estado Zulia, y es la cavidad subterránea más extensa del país (18,2 Km.). La SVE la exploró por primera vez en el año 1990 y tardó cuatro años y siete expediciones en explorarla completamente. En su interior hay muchas galerías, pasadizos y laberintos atravesados por el río Socuy, el cual se encarga de mantener la cueva en crecimiento y formación. A veces, en temporada de lluvia, este río sumerge la boca principal de la cueva y hay que entrar buceando.
  • La cueva Roraima Sur o “Cueva Ojos de Cristal”: Se encuentra en la cumbre del Roraima Tepuy, y se caracteriza por ser la segunda cueva más grande del país y la primera cueva más grande del mundo compuesta por cuarcitas. Dentro de sus 10,8 Km. de desarrollo todos sus túneles están interrelacionados y se comunican en forma de pasadizos. Todos sus espeleotemas (estalagmitas, estalactitas, etc.) están compuestos por el mineral ópalo, toman formas de lo más diversas y brillan cuando les incide la luz.
  • La Sima Aonda: Está ubicada en el Auyán Tepuy, en el estado Bolívar y con sus 383 metros de desnivel, es la cavidad vertical más grande del país y fue la más profunda del mundo hasta el año 1998.

Equipo y condiciones físicas para hacer espeleología:

El equipo y las condiciones físicas necesarias para realizar esta actividad pueden variar dependiendo de la complejidad interna de la cavidad (sus desniveles, sus sifones, etc.), o bien del nivel de dificultad que implique el acceso a la cueva. Por esto, es importante informarse debidamente del lugar antes de visitarlo.

La espeleología, como deporte requiere de cierta capacidad física para realizar las excursiones, escaladas, sumergimientos, ascensos o descensos por cuerdas fijas, cuando la cueva o su camino de acceso lo solicite. Además, hace falta tener una condición psicológica para enfrentar retos como lo son la oscuridad, el hecho de estar lejos de la boca de la cueva, los túneles estrechos y, algunas veces, los sumergidos, etc. Esta preparación tanto física como mental serán condicionantes del nivel de disfrute del explorador.

En cuando al equipo, se puede decir que el equipo mínimo indispensable para entrar a una cueva es la linterna y el casco. Sin embargo, a esto se le puede sumar muchos otros elementos dependiendo de la complejidad de la cueva. Por ejemplo, en algunas cuevas hace falta llevar cuerdas y equipo de escalada para hacer uno o varios rapeles, en otras hace falta llevar bombonas y equipo especial de buceo, en otras hace falta llevar mascarillas especiales; y así, se puede agregar otros equipos especializados necesarios para ingresar a determinadas cuevas.

Cuevas para todo público:

Actualmente, Climbing Venezuela ofrece a sus clientes las siguientes opciones de cuevas para visitarlas:

  • Parque Recreacional Cuevas del Indio (Miranda): En este parque hay dos cuevas que pueden ser visitadas por el público en general. Una de ellas es la Cueva del Indio que posee una sola amplia galería y la otra es la Cueva del Pío con diversas galerías algunas anchas y otras estrechas. Climbing Venezuela suele combinar la excursión a alguna de estas cuevas con la escalada en las rutas del morro de roca caliza ubicado dentro del mismo parque.
  • Cueva Alfredo Jahn (Miranda): Con sus 4,3 Km. de desarrollo, es la cueva más grande de la región central. De sus 15 entradas, la más visitada es la boca seis. La excursión que va por esta galería incluye la caminata por la quebrada Casupal que atraviesa la cueva, pasando por las formaciones de El Tremedal y El Hongo, hasta llegar al conocido Chaguaramo de roca. Luego se regresa por un arrastradero de unos 50 metros que conduce hasta la boca ocho, en donde se encuentra un pozo con una bella cascada y finalmente se camina por esa galería que pasa por la boca siete y que conduce nuevamente hasta la salida en la boca seis.
  • Cueva Walter Dupouy (Miranda): Ésta cueva es muy interesante ya que, además de su belleza interior y del río que la atraviesa, hay que hacer un par de rapeles para progresar. Gracias a estas maniobras con cuerdas obligatorias, la cueva está muy bien conservada por dentro, pues no tiene muchos visitantes. Aunque la cueva sigue un poco más, el recorrido de esta excursión termina en un hermoso lago subterráneo, llamado Lago Isabel.
  • Cueva Quebrada El Toro (Falcón): Posee unos 500 metros de extensión, es una cueva con bocas muy amplias y el recorrido hay que hacerlo a nado (con salvavidas) o en balsas pequeñas, ya que el río de su interior tiene profundidades de hasta siete metros. Además se puede disfrutar de la gran cantidad de guácharos que acompañan a los visitantes con su particular sonido.

Contacto para hacer expediciones:

Compañía de turismo de aventura Climbing Venezuela. En su página web: www.climbingvenezuela.com se puede ver información y fotografías sobre las excursiones que ofrece. Los teléfonos son: 0212-9143633, 0212-4245849, 0414-1963208 y 0414-2435588. El correo electrónico es info@climbingvenezuela.com.

Recomendaciones:

La labor más importante del excursionista que visita una cueva es preservar la misma lo mejor posible, para que ésta pueda seguir su formación natural y para que los futuros visitantes puedan disfrutar de la belleza y la naturaleza de la misma. Es importante mantener las formaciones, evitar desviar el paso del agua y cuidar de la fauna y la flora que allí se hallen.

Fuentes:

Autor: 
Lucía Coll